jueves, 7 de julio de 2011

Let's cry.

Emm, supongo que esta va a hacer la nota más depresiva de todo mi blog.
Yo, siempre haciendo apología de la felicidad, de la no-lágrima, hoy me la pasé llorando, literalmente. No se si son las presiones, el cansancio, los nervios, el sueño, pero no paré de llorar. Hoy entré a la escuela llorando, salí media quebradita, llegué a casa, intenté cantar y lloré. No se que pasa. Y tampoco se por qué, pero estoy como en otra, necesito llorar y seguir llorando.
Bueno, no se bien en realidad qué tiene que ver esta entrada, ni por que la estoy haciendo, porque hasta está mal redactada y hecha a lo acho. Pero bué, a veces se necesita dejar de buscar la perfección, aceptar que me equivoco, aceptar mi vida como es (cosa que suelo hacer eh) y dejar que esta nota, mal hecha, malisima, y al pedo, quede ahí, donde está, en mi blog.

2 comentarios:

  1. A veces llorar sirve de descarga, para hacernos sentir mejor... de cualquier modo, no llores :(

    ResponderEliminar
  2. sonríe, llorar es demasiado fácil. :)
    me gusta como escribes, muchísimo. asique te sigo :)
    te dejo mi blog por si quieres pasarte: inthemiddleofthebrightside.blogspot.com
    un bnesazo muy muy grande, y recuerda: no llores más.

    ResponderEliminar