jueves, 14 de julio de 2011

descarga.

Estás ahí, entre todos, pero sobresalís tanto. Sos igual a todos, y para mí tan diferentes. Desaparecés, me hacés pensar que te olvido y cuando menos lo pienso, estás ahí, quieto, con cara de nada, intentando hacer que no estoy, mirando para otro lado. Y de nuevo, te vas, prometiendo sin palabras que no volvés. Y así, sin más, como si nunca nada hubiera cambiado, como si no fuera disitinto, saludás como el primer día. Me haces odiarte. Bah, me haces querer odiarte, pero no puedo. Te fuiste, y estás dando indicios de que vas a volver. No voy a contestar, no voy a contestar, no voy a contestar... Y aca me veo, sí. Con tu conversación abierta y buscando el mejor saludo. Cierro, descargo en el blog, y hago como si ese pensamiento nunca hubiese existido. Sigo. Intento seguir.


.Y mirá que todavía no hice la entrada catarsis.

3 comentarios:

  1. Igual vos sabes que cuando vuelva vas a estar para él, es inevitable, te vas a decir a vos misma que no te conviene, pero el amor que sentís por él es más fuerte.. Igual espero que lo resuelvas, un beso (:

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo muy bien, pero es inevitable lo que te pasa y te va a seguir pasando, hasta que puedas encontrar un sentimiento concreto (y posiblemente extremista) hacia él..
    Te mando un beso, ojalá todo siga bien.
    Te espero en mi blog :)

    ResponderEliminar