jueves, 28 de julio de 2011

Normalidad, si es que existe.

Hello!! Buen, para los que no saben, ayer me operé, por eso fueron tan bajón mis últimas entradas.
Por suerte ahora veo lo bien que están las cosas y lo feliz que puedo estar. A ver, seamos realistas: me duele bastante la herida, pero el momento feo ya pasó. Así que van a ver que en mis próximas entradas me voy a quejar por cosas boludas y voy a seguir con mi apología de la felicidad.
Así que volví a la normalidad... a normalidad, o sea, sigo boludamente feliz y lo más anormal para el mundo posible.

jueves, 14 de julio de 2011

descarga.

Estás ahí, entre todos, pero sobresalís tanto. Sos igual a todos, y para mí tan diferentes. Desaparecés, me hacés pensar que te olvido y cuando menos lo pienso, estás ahí, quieto, con cara de nada, intentando hacer que no estoy, mirando para otro lado. Y de nuevo, te vas, prometiendo sin palabras que no volvés. Y así, sin más, como si nunca nada hubiera cambiado, como si no fuera disitinto, saludás como el primer día. Me haces odiarte. Bah, me haces querer odiarte, pero no puedo. Te fuiste, y estás dando indicios de que vas a volver. No voy a contestar, no voy a contestar, no voy a contestar... Y aca me veo, sí. Con tu conversación abierta y buscando el mejor saludo. Cierro, descargo en el blog, y hago como si ese pensamiento nunca hubiese existido. Sigo. Intento seguir.


.Y mirá que todavía no hice la entrada catarsis.

miércoles, 13 de julio de 2011

He wasn't what I wanted, what I thought, no.

Nueva entrada, mejor humor!
Sisisisisi, volvió la Florchu de siempre, la que sonrie. Buen.. la de siempre... Digamos que estoy en pijama, con el pelo atado, sin pintura, enferma, cansada y media boluda, pero sí, la de siempre!
A pesar de todos los problemas, estoy volviendo a mi normalidad (y eso que todavía no me operé). Bueno, ahora sí, a la entrada.
No se si se acuerdan de la nota del perfil de la enamorada (ahí la puse como enlace por si no). Esto vendría a ser una especie de continuación, más madura pero con el mismo pensamiento, y el mismo enamoramiento del mismo tarado.
Bien Florchu! La nota la escribiste en diciembre, estamos en julio y seguís igual de enamorada del mismo flaco que nunca te dió bola, y claramente no te la va a dar. Después de escribir sobre la felicidad y pensar en la autovaloración (ya se biene esa nota!) te seguís rebajando por el mismo PETE.
Bueeeno. Digamos que a pesar de que no fue ni es el único sigue siendo igual de importante, y yo sigo siendo igual de pelotuda. Me sigo derritiendo con las mismas estupideces, y sigo siendo igual de obvia. No se que me hizo pensar que capaz podría haber cambiado. Aún así no estoy mal. Lo tengo en "stand by" o algo así, no se bien como se dice. Digamos que me sigue importando, pero deje de hacer esfuerzos: al saber que no puede pasar nada, decidi cortarla un poquito. Miro para otro lado, pero sigo pensando en el. De todas formas, aceptando que no hubo, hay, o va a haber nada, es mas fácil dejarlo ahí.
Cuando nombre la otra entrada, dije que esta sería su continuación desde un punto de vista más maduro. Por qué? porque entiendo que lo piense o no lo piense, me guste o no me guste, pase lo que pase, no voy a estar con el, entonces me doy lugar a mirar para otro lado y a veces olvidarlo de a ratos. Digamos que fui a non, alto avance.
Bueno, mucha vida personal para ser un blog, muy poca filosofía para que sea precisamente el mío, muy larga para tener fiebre y muy mal redactada por cierto.
Me da paja leerla toda y mejorarla, cambiarle unas palabras o frases por otras y agregarle más. Así como siempre, lo más dificil, cómo terminar la entrada?
Emm, qué les parece: ok, chau :)


jueves, 7 de julio de 2011

Let's cry.

Emm, supongo que esta va a hacer la nota más depresiva de todo mi blog.
Yo, siempre haciendo apología de la felicidad, de la no-lágrima, hoy me la pasé llorando, literalmente. No se si son las presiones, el cansancio, los nervios, el sueño, pero no paré de llorar. Hoy entré a la escuela llorando, salí media quebradita, llegué a casa, intenté cantar y lloré. No se que pasa. Y tampoco se por qué, pero estoy como en otra, necesito llorar y seguir llorando.
Bueno, no se bien en realidad qué tiene que ver esta entrada, ni por que la estoy haciendo, porque hasta está mal redactada y hecha a lo acho. Pero bué, a veces se necesita dejar de buscar la perfección, aceptar que me equivoco, aceptar mi vida como es (cosa que suelo hacer eh) y dejar que esta nota, mal hecha, malisima, y al pedo, quede ahí, donde está, en mi blog.